FEDERACIÓN UNIÓN DE COMPARSAS DE MOROS Y CRISTIANOS
BER-LARGAS DE SAN VICENTE DEL RASPEIG
FIESTA DECLARADA DE INTERÉS TURÍSTICO AUTONÓMICO
Berlargas
Los Cargos Festeros 2017 hacen balance del año de cara al Mig Any

Las comparsas Visigodos, Contrabandistas, Moros Nuevos y Abbasires mediante sus representantes cuentan sus sensaciones después de vivir un año intenso y emocionante

La comparsa Visigodos, que este año ostenta la capitanía del bando de la cruz, dejó un original boato las pasadas fiestas. Sus capitanes Juan José Lillo y Natalia Beviá, junto a los capitanes infantiles Juan y Blanca Lillo, no pueden evitar emocionarse cuando se les pregunta por el recuerdo de las fiestas de Moros y Cristianos 2017.

“Afrontamos el Mig Any con muchas ganas, por un lado porque tenemos ilusión de vivir de nuevo las fiestas pero por otro lado nos da pena que se acabe”, dice Natalia. Por su parte, el capitán Juanjo Lillo destaca la buena relación con el resto de cargos festeros “lo que ha hecho que el balance de fiestas sea muy positivo”.

También han hecho balance los capitanes del bando moro, Vicente Ortega e Inma Llopis junto a sus capitanes infatiles, Gonzalo Pascual y Carmen Martínez, todos de la comparsa Moros Nuevos. Su paso por las fiestas de San Vicente del 2017 dejaron mucha música durante los desfiles.

Para Vicente, el mejor recuerdo fue durante la Entrada, disfrutar de la carroza y de la banda de música. “Será uno de los mejores recuerdos de mi vida, sin duda”. Mientras que Inma Llopis nos cuenta que “tendrá oportunidad de ponerse el traje de la presentación” y que “vivirán con mucha ilusión y ganas el Mig Any”.

Las Alferecía tampoco se quedan atrás y tanto Mónica Martínez, alférez del bando cristiano de la comparsa Contrabandistas como Javier Martínez, alférez moro de la comparsa Abbarires, han mostrado su felicidad y sus ganas de que llegue el Mig Any.

“Tenemos alguna sorpresa preparada para el medio año, por eso invitamos a la gente a que se quede hasta el final para ver los desfiles”.  Reconocen que afrontarán el Mig Any ya sin nervios y solo con la intención de pasarlo bien y de hacer buena fiesta.